Rule Eleven

El post de hoy es uno de esos que hasta hace unas semanas no sabía que iba a escribir, pero aquí está. Hoy os voy a presentar a una mujer emprendedora y a su equipo. A ella le he conocido “virtualmente” gracias al emprendimiento y a una investigación que estoy llevando a cabo en estos momentos. A su equipo espero ir conociendo poco a poco. Seguro que oportunidades tenemos.

Si quieres conocer un poco más a nuestra protagonista de hoy, solo tienes que seguir leyendo.

Ella es una de esas doctoras (Ph.D) a quien le tocó defender su tesis doctoral en plena pandemia, ¡vaya aventura! Entonces, yo también me estrenaba como tribunal en una de “esas” peculiares defensas. Esta es nuestra primera coincidencia. Su nombre es Cristina Armuña y “me la encontré” en el camino del emprendimiento hace unas semanas, antes de la última Semana Santa que hemos vivido hace relativamente poco. ¿Cómo? buscando cuestionarios sobre emprendimiento. Vamos que también compartimos nuestra pasión por el emprendimiento.

Resulta que Cristina comenzó su tesis doctoral en 2015 y en el 2016 se encontró con un amigo común, el marco de europeo de la competencia emprendedora EntreComp que, como no podía ser de otro modo, iba a convertirse también en amigo suyo. En eso, como veis, también coincidimos. De hecho, en estos momentos, a EntreComp se le ha unido EntreCompEdu, y ahí estamos las dos, conociendo un poco más a este nuevo miembro de la familia emprendedora.

La cuestión es que a esta Ingeniera de Telecomunicaciones (yo soy Pedagoga de formación, sí, pero mi marido también es Ingeniero de Telecomunicación) se le ocurrió la buena idea de emprender en primera persona. A eso es a lo que se dedica después de 8 años trabajando para otros, a emprender. De hecho, en 2017 fundó, junto a Alberto Arenal y Sergio Ramos, amigos de la carrera, Rule Eleven. En muy pocas palabras, se trata de una consultoría que se basa en la innovación y que alma emprendedora gracias a la formación recibida.

«La suma de las trayectorias de cada uno nos llevó a desarrollar una consultoría atípica en la industria de la música, en la que la innovación forma parte del core y los proyectos se desarrollan bajo metodologías emprendedoras, compartiendo riesgos y poniéndonos la camiseta de nuestros clientes.»

Su experiencia y su inquietud por la investigación, la docencia y el emprendimiento (como veis, aquí volvemos a coincidir), les ha permitido ofrecer a sus clientes métodos para ayudar a identificar oportunidades e impulsar negocios a niveles superiores; innovar para maximizar procesos de las organizaciones a través de la transformación interna de las empresas; desarrollar nuevos productos, servicios o modelos/líneas de negocio; y crear o co-crear nuevos productos y servicios escalables.

Si quieres comprobar qué han hecho hasta la fecha, solo tienes que visitar su web y ver que estos años no han estado quietos y que, además, predican con el ejemplo. Yo os animo a probar un excelente programa de formación denominado BusinessADN y que arrasó durante la pandemia. Aquí también participa Miguel Cano.

Cristina, gracias por “ponerte” en mi camino, por seguir investigando sobre un área tan apasionante y necesario como es el emprendimiento y su educación, y por contribuir a la formación de las nuevas generaciones, ya sea a través de las aulas de emprendimiento o de cursos de formación en emprendimiento para universidades y para cualquier ciudadano.

Yo también creo que mejorar la manera en que se emprende incidiendo en la persona y su formación es ir por buen camino.

Disfrutad de la semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.