Quiero mis small data.

Hace unos años, gracias al programa MET community pude conocer a la protagonista del post de hoy que, a punto de ser madre por segunda vez, nos ha vuelto a hacer otro gran regalo que quiero compartir con todos vosotros. Nagore de los Ríos es, sin duda alguna, una mujer emprendedora y gran profesional de la comunicación basada en el big data. Trabajadora incansable desde muy joven, tiene una gran trayectoria a sus espaldas, varios premios y reconocimientos, y más de un proyecto emprendedor hecho realidad. En estos momentos, Nagore trabaja en Techfriendly, un equipo de profesionales multidisciplinares que diseñan y desarrollan estrategias de ciudad para resolver retos relacionados con el envejecimiento, el turismo, la especialización inteligente, la logística o la movilidad.

Indudablemente, Nagore sabe de primera mano lo significa esforzarse (en ocasiones demasiado, ¿verdad?), trabajar muy duro, hacerlo en equipo, hacer frente a grandes desafíos, innovar, crear casi de la nada y aún así, hacer como si todo fuera fácil.

Estas navidades quiero haceros un regalo que tiene que ver con Nagore, las organizaciones, las personas, los datos, la información, el conocimiento, la inteligencia, las soluciones creativas, las decisiones personales, y sobre todo con los superpoderes que estoy segura que con ayuda de nuestros “small data” podríamos demostrar todos y cada uno de nosotros y nosotras, para así lograr ser ciudadanos y ciudadanas con poder de decisión personal en ciudades inteligentes. Porque, como dice Nagore:

“El día en que tanto administraciones como empresas sean capaces de devolverme mis datos en tiempo real, yo, ciudadana, yo, consumidora de servicios y productos públicos podré ser mucho más inteligente, y si la inteligencia es poder, por fin alcanzaré mis superpoderes y podré predecir el futuro o, por lo menos, reducir la incertidumbre y, lo que es mucho más importante, podré tomar decisiones de una forma mucho más libre”

Os invito a escuchar la charla de 10 minutos que nos regaló Nagore en el TEDx León hace muy poquito.

Gracias Nagore por tus grandes aportaciones, por tu forma de explicarnos esos conceptos que no son fáciles de entender y enhorabuena por ese nuevo bebé que estoy segura será de los privilegiados en poseer uno de esos preciados bienes como es “su propio algoritmo”.

Os deseo unas fantásticas navidades rodeados de todas las personas que os hacen felices y que el espíritu de paz, ilusión, alegría y felicidad no so deje escapar de él en todo el nuevo año 2019. Yo vuelvo en enero de 2019, hasta entonces, sed felices y disfrutad de cada día.

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON 2019!

¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2019!

Rocío Sánchez, una emprendedora por ósmosis

Cuando una persona se rodea de muchas P.E. es normal, creo yo, que acabe empapándose de su espíritu y actitud emprendedora. Eso es lo que para mí le ha pasado a nuestra protagonista de hoy, que reúne muchas de las características de la P.E. Quizá ésta sea una de esas ocasiones en las que la vena emprendedora le ha salido a nuestra P.E. por ósmosis, sí, he dicho bien, por ósmosis, porque cuando hay tanto arte a tu alrededor que su influencia cala tan dentro de ti que te hace dar el salto, entonces podemos decir que acabas siendo P.E. por ósmosis más que por necesidad o por vocación. (más…)

Apostando por la P.E. a través de la formación y el aprendizaje

En el post anterior os hablaba sobre las características de la P.E. En este quiero hacer hincapié en una de ellas, aquella que está relacionada con el aprendizaje constante y es que la semana pasada, el 10 de octubre tuve el honor de participar, de nuevo, en el programa DeustoSTART, un programa cuyo objetivo es coadyuvar al desarrollo del emprendimiento entre el alumnado de últimos cursos de Grado de la Universidad de Deusto. (más…)

Las 20 características de la P.E.

Que sí, que reconozco que esta vez ha pasado más tiempo desde la última vez que escribí un post pero la vida en ocasiones nos pide parar un poco, así que eso he tenido que hacer esta vez.  Pero ya estoy de vuelta, aunque entre otras decisiones que he tomado está la de hacer unos “kit kat” un poco más largo entre post y post y escribir uno cada dos semanas más o menos. No es que no haya personas emprendedoras sobre las que compartir su experiencia  o temas relacionados con el emprendimiento,  ni mucho menos, pero es que el día a día no me permite dedicar como yo considero el tiempo que quisiera dedicar al blog, así que empezamos nueva temporada. Empecemos.

Para aquellas personas que me habéis preguntado en más de una ocasión que es eso de la P.E., aprovecho este “primer” post de vuelta de las vacaciones para refrescar estas siglas.

Para ello, he ido recogiendo los adjetivos e ideas que he ido utilizando en los distintos posts y que desde mi punto de vista definen a la P. (persona) E. (emprendedora). Lo que sí que os pido es que no creáis que la P.E. “posee” todas esas cualidades, valores o características en general a la vez y/o en un nivel elevado. No podemos olvidarnos que, al fin y al cabo, no estamos refiriéndonos a un superman o a una superwoman, sino que hablamos de personas, con mayúsculas desde mi parecer, pero de PERSONAS. (más…)

GRACIAS por tu WOPsí

Hoy quiero escribir un post de agradecimiento.

Quiero agradecer a Mikel y Mentxu, emprendedores sociales donde los haya, por dejarme ser parte de su familia y en especial de WOP, cuya labor apoyo desde hace ya unos años, y cuya actitud (la de Mikel y Mentxu) envidio muchos días del año. Así que, GRACIAS.

Gracias también a Ruth, por hacerme las cosas tan fáciles con los más de 200 voluntarios que tuvimos que coordinar el día de la 6ª Estropatada de WOP. Porque para aquellas personas que no lo sepáis, fuimos más de 200 personas las que hicimos posible que la estropatada saliera como salió de bien. Y eso es gracias a unas cuantas cabezas y manos que movieron todo desde un inicio para que el 17 de junio de 2018 saliera todo como debía salir, aunque las cosas siempre se puedan mejorar. Así que, junto con Ruth, GRACIAS también a los voluntarios por ponerme las cosas fáciles en un día de mucho calor y de mucho movimiento.

Y es que lanzar a la ría de Bilbao 30.000 WOPatos para recaudar fondos para investigar sobre las enfermedades neurodegenerativas poco comunes no es tarea fácil, aunque a algunos les pueda parecer. Porque no, los patos que se lanzan desde el Puente de Deusto no se dejan en la ría una vez acabada la carrera, los chips que llevan puestos no se los ponen ellos mismos (ni se los quitan una vez acabada la carrera), porque no llegan solos a la línea de salida, porque algunos no ven muy bien y necesitan que se les guíe en su camino a la meta y porque no, las mesas no se ponen ni se recogen solas, las hamburguesas, salchichas, bebidas, pintxos y demás no se preparar solos, porque las caras de los niños no se pintan solas, porque las canciones no se cantan solas, porque los bailes no se dirigen solos, porque el evento tampoco se gestiona, presenta y dirige sólo, porque los bocatas de los voluntarios no se hacen solos, porque los puestos de merchandising no se preparan solos y porque hay muchos NOes que sólo se han convertido en SÍes por el buen hacer, la buena actitud, la buena disposición y el buen rollo que se respira en eventos como la estropatada.

Por eso, como vengo haciendo los últimos años, también éste me puse como reto vender 250 WOPatos, no por el WOPatón, que ya tengo unos cuantos, y otros he regalado, sino por el orgullo de saber que mi esfuerzo, aunque sea pequeño, contribuye a investigar sobre una causa que apoyo firmemente y de la que no se investiga lo suficiente.

No puedo acabar este post sin dar las GRACIAS a las muchas personas que habéis contribuido en la compra de cada uno de esos 250 patos. La verdad es que estoy más que orgullosa de ver, otro año más, lo solidarias que son las personas que me rodean, la gran mayoría de ellas compañeras de la Universidad de Deusto, pero también amigos personales y colegas de otras instituciones. Es un gusto saber que estáis ahí, colaborando en la causa y es un gustazo saber que casi-estáis-esperando los patos, aunque tengáis ya unos cuántos, porque no es cuestión de patos, ¿verdad?

GRACIAS, sobre todo, por no utilizar la frase, demasiado manida para algunas personas de “¿otro pato?, es que ya tengo uno del año pasado”.

Disfrutad de estos días de sol y calor, que no sabemos lo que durarán.