FLL EUSKADI 2016, OBSERVAR PARA EMPRENDER

Hace años que vengo dando vueltas sobre la importancia de la capacidad de observar. Pues bien, este fin de semana, gracias a la FLL Euskadi 2016, he vuelto a comprobar de primera mano la necesidad de que las personas emprendedoras, sobre todo, en este caso, los teacherpreneurs, seamos observadores.

Hoy no os voy a hablar de ninguna persona emprendedora en particular, pero lo que sí que me gustaría hacer es reflexionar sobre la capacidad de observar y sus beneficios. Si os apetece, os invito a hacerlo conmigo.

Encima de mi mesa de trabajo de la Universidad de Deusto tengo un muñeco de Mike Wazowski quien, para los que no le conozcáis es uno de los protagonistas de las películas de Disney Pixar, Monsters, Inc. y Monsters University. Es un monstruo carismático, que no admite un No por respuesta, un poco gruñón, con madera de líder, seguro de sí mismo y de sus posibilidades, trabajador incansable, con carácter y que siempre está luchando por conseguir sus sueños. Físicamente es verde (el color de la esperanza) y con un gran ojo con el que observa todo lo que pasa a su alrededor. Qué, ¿por qué lo tengo encima de mi mesa? Principalmente para acordarme de observar todos los días.

Pero, ¿qué significa observar? El otro día leía un artículo en el que se decía que observar es usar tus sentidos en su máxima capacidad, es poner atención a los detalles, enfocarte, analizar, razonar y recordar cosas. Además, observar nos ayuda, entre otros, a ser más conscientes, a ser más inteligentes en general y a aumentar nuestro desempeño en el trabajo y en nuestras relaciones.

Bueno, pues os diré que, desde mi opinión, observar, a poder ser de manera crítica, es fundamental para la persona emprendedora. Y lo es porque de ese modo: se pueden conocer otras realidades o las mismas en otros contextos; es posible aprender de otros; se puede llegar a identificar oportunidades, proponer soluciones (innovadoras), y en definitiva, mejorar y aportar valor. Por concretar un poco mas, conocer de primera mano cuáles son las necesidades y expectativas de las personas que nos rodean, y saber qué y cómo hacen éstas para satisfacerlas es imprescindible para las personas emprendedoras, porque todo ello nos dará una pista de por donde seguir.

Este año he tenido la oportunidad de volver a participar como voluntaria en la FLL Euskadi 2016 organizada por Innobasque. Algunos os preguntaréis a qué viene esto de la FLL en un post sobre la importancia de la observación. Dejadme que os lo cuente. Si bien yo participé en este torneo principalmente como juez, difícil tarea, por cierto, tampoco perdí mi oportunidad de observar con detenimiento la manera en que actuaban los 41 equipos participantes en la misma. Vaya lujo, vaya gozada, vaya trabajo y vaya organización.

El 28 de enero, día del torneo, observé con especial atención la manera en que los equipos presentaban, especialmente, sus proyectos científicos y los valores que se han visto fortalecidos durante los meses en que han estado trabajando sus retos. Personalmente me llamó la atención la manera en que chicos y chicas de 10 a 16 años fueron capaces de trabajar de la forma en la que lo han hecho, aprendiendo de otros, investigando, preguntando, buscando información, enterándose de cómo lo hacen otros, en definitiva, observando y actuando. Su ilusión, implicación, ganas, colaboración, profesionalidad, fuerza, compañerismo, compromiso y perseverancia son sólo algunas de las características que los chicos y chicas nos mostraron y que merece la pena mencionar. Enhorabuena, de nuevo, a todos.

Por mi parte, saber que no sólo hay distintas formas de trabajar y de lograr los objetivos propuestos, sino que las cosas se pueden hacer de otra manera es, sinceramente lo que vuelvo a observar en eventos como éste. Y es que, la educación se puede “hacer” de otra manera, podemos y debemos enseñar y aprender de manera más activa y comprometida.

GRACIAS Esti León e Itzi Uribe, no sólo por permitirme formar parte de vuestro equipo sino por enseñar al mundo que otra forma de educar y formar a las nuevas generaciones es posible. La FLL Euskadi es un bonito escaparate para ello. Y, GRACIAS, por permitirme entender lo importante que es seguir OBSERVANDO el modo en el que lo hacen otras personas, porque creo que aprender de los mejores es la opción correcta si queremos lograr mejores resultados. Ayer vi el trabajo de muchos teacherpreneurs reflejado en las presentaciones de los equipos. Sé que este evento no es el único momento en que esto ocurre, pero me vais a permitir que hoy me haya centrado en él.

Estoy tan orgullosa del trabajo y los resultados logrados por los chicos y chicas que han participado en esta edición y en lo que este torneo significa que, quizá en este momento la pasión me pueda. Pero creo, sinceramente, que la forma en que los chicos y chicas trabajan sus proyectos a través de retos y desafíos es un ejemplo que nos sirve para mostrar quién es el verdadero protagonista del aprendizaje.

Por mi parte seguiré haciendo todo lo que esté en mis manos para que al menos los futuros maestros y maestras que pasan por mis clases impartidas en el grado de Educación Primaria en la universidad se den por enterados y observen ejemplos reales de lo que tantas teorías educativas vienen demostrando. Ese será el primer paso para después actuar de ese modo.

Olé por la FLL Euskadi, las instituciones y los centros implicados en la misma, los profesores y profesionales que tanto tiempo dedican a sus alumnos, las familias que los apoyan y los chicos y chicas comprometidos con el futuro. Yo estaré, de nuevo, en la FLL Euskadi 2017, y tú, ¿te la vas a perder esta vez?

Mientras lo pensáis os dejo el vídeo resumen de la edición de este año.

Feliz semana para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *