WABI-SABI

Cuando hace unos años conocí a la protagonista del post de hoy no pensé que un día escribiría sobre ella, y no es que pasara desapercibida, ni mucho menos, pero si os soy sincera, no me había llamado la atención su faceta emprendedora. Pero la vida, en ocasiones, te conecta con personas que, en otro momento, por alguna razón, no lo hizo. Eso es lo que ocurrió con ella y lo importante de esta historia es que hoy estoy escribiendo sobre una mujer que también se ha lanzado al mundo del emprendimiento con un proyecto social.

¿Os apetece conocerla?

Su nombre es Dorota Małecka-Ortiz de Zárate y nació y vivió muchos años en Cracovia (Polonia). En el año 2008 llega a la Universidad de Deusto para realizar el Master of Arts in Euroculture y tras finalizarlo comienza a trabajar en la Oficina de Relaciones Internacionales de la misma universidad, lugar en el que continúa actualmente.

En el año 2015, después de finalizar su baja por maternidad, decide disfrutar de dos años de excedencia para poder cuidar de su pequeña Emma y, por supuesto, para disfrutar de ella. En ese momento es cuando Dorota empieza a profundizar en un método sobre el que se había interesado durante el embarazo. Se trata de lo que algunas personas conocen como una filosofía e incluso una pedagogía sobre la crianza respetuosa o de apegocrianza respetuosa o de apego de los niños, de la Doctora Emmi Pikler.

Emmi Pikler (1902-1984) fue una pediatra húngara que desarrolló gran parte de su carrera profesional en un orfanato o casa cuna en Budapest, en la que los niños pasaban gran parte del tiempo confinados en cunas debido a la falta de personal para atenderlos. Fue entonces cuando tras darse cuenta de las grandes carencias de apego y de desarrollo motor que éstos presentaban, y con el objetivo de que no cayeran en el denominado “síndrome del orfanato”, dedicó su vida a defender unos principios que ella misma se ocupó de implementar:

  • La libertad de movimiento que incide positivamente en el bienestar físico, emocional e intelectual del niño.
  • El respeto hacia los niños en todo momento y en todos los ámbitos.
  • El cariño y el apoyo que se ha de mostrar, pacientemente, a todos los niños.

Pikler confiaba en que cada niño tiene sus propios tiempos de desarrollo y en el hecho de que aprender las cosas por uno mismo influye en su autoestima y satisfacción personal.

Dorota reconoce que Pikler y su metodología fue su gran descubrimiento y que gracias a ella hoy en día existe  Espacio Wabi-Sabi, su “otro niño”. Os aseguro que Dorota sabe contagiar muy bien su pasión por este proyecto que ha comenzado hace relativamente poco junto a otra amiga. Espacio Wabi-Sabi  es un espacio organizado por la Asociación para la Crianza Respetuosa y Juego Libre que ella y su “compañera de fatigas”, Leire, crearon cuando se dieron cuenta de que el momento de incorporarse al puesto de trabajo se iba acercando y que no les convencían las opciones que se les planteaban para “dejar” a sus hijas. Así es como llegó “la pregunta del millón”:

¿Con quién dejamos a nuestras niñas?

Os podéis imaginar que esta asociación se basa en la visión compartida de Dorota y Leire de criar a sus hijas e hijos siguiendo los principios básicos de Pikler, es decir, el respeto por los niños, el disfrute del juego libre no dirigido ni impuesto y una asistencia adecuada de los adultos en función de las necesidades de cada uno.

De las finalidades que tiene la asociación, además de las heredadas por Pikler, personalmente me gusta la siguiente:

  • Fomentar la autonomía, el auto-aprendizaje, la auto-motivación y la creatividad de niñas y niños.

Y es que creo que no hay nada más importante en la formación de un niño que el desarrollo de su capacidad para auto-motivarse, para lograr que su felicidad dependa de él mismo, de su yo, de su actitud ante la vida y de la confianza puesta en él. Por su puesto, sobra decir lo fundamental que creo que es desarrollar la creatividad como una de las características básicas de las P.E. y del desarrollo integral de la persona, que junto con el fomento de la autonomía y el auto-aprendizaje permanente cierran un círculo fantástico.

Dorota y Leire saben lo que cuesta poner en marcha un negocio, sí, porque aunque ellas insisten en que “no se trata de lucrarse”, de ahí el matiz social de este emprendimiento, lo cierto es que están ofreciendo una serie de servicios que hay que mantener. Ni os cuento que hasta conseguir el espacio y la constitución de la asociación, han tenido que hacer todos los trámites necesarios con sus hijas en sus mochilas, como verdaderas mamás-canguro. Pero eso ya ha pasado y ahora pueden decir con orgullo que han logrado sacar adelante un proyecto que lo vale.

En un espacio de aproximadamente 65m2 con diferentes zonas para desarrollar las actividades, los servicios que ofrecen desde wabi-sabi son los siguientes:

  • Juego matinal para grandes txikis dirigido a niños desde que tienen autonomía de movimiento hasta los 6 años, de lunes a viernes de 9:00 A 14:00
  • Colonias de Semana Santa, para niños de 2 a 6 años, del 26 al 28 de marzo y del 3 al 6 de abril 2018, de 9:00 A 14:00.
  • Colonias de verano durante el mes de julio, para niños de 2 a 6 años, de lunes a viernes de 9:00 A 14:00.
  • Tarde de juego libre, dirigido a niños que tienen autonomía de movimiento hasta los 6 años.
  • Charlas, talleres y cursos.
  • Celebración de cumpleaños los viernes, sábados, domingos de 17 a 20.

Si queréis consultar precios o necesitáis más información, podéis pasaros por Espacio Wabi-Sabi o poneros en contacto con Dorota o Leire en la siguiente dirección:

  • Dirección: c/ Tomás Zubiria Ibarra 10 bajo, URIBARRI en BILBAO.
  • Tel.: 685 025 493 / 606 057 350
  • espaciowabisabi@gmail.com
  • facebook.com/asociacionwabisabi
  • espaciowabisabi.wordpress.com

Disfrutad de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *