Un @smallguggen por Ucrania

Durante el curso académico 2012-2013, tuve el gusto de conocer a una de las protagonistas del post de hoy, Irati Oleaga. Entonces era alumna de la Universidad de Deusto y participó en Ekin-It, programa que entonces yo coordinaba y uno de mis grandes regalos de la vida.

Hoy os traigo un post que no habla solo de Irati sino de una iniciativa solidaria por Ucrania, porque, como os comentaba hace algunos post, no apoyo la guerra, por supuesto, pero sí lo hago a más de una iniciativa para hacer lo posible por las miles y miles de personas, mujeres y hombres, niños y niñas, y jóvenes que están sufriendo lo indecible. Hoy, este post, también va por ellos/as.

Dejadme que primero os presente rápidamente a Irati Oleaga.

Formada en prestigiosas universidades como la Universidad de Deusto, University of Vienna, The London School of Economics and Political Science (LSE), y University of Tübingen, Irati es licenciada en Derecho económico (2013) y Master of Laws (LL.M), European and International Business Law (2014). Además, habla perfectamente inglés, euskera y alemán, y mientras se formaba en la Universidad de Deusto, participó en el Club de Debate y en el programa de innovación y emprendimiento Ekin-It 2013. Como os podéis ir imaginando, este blog no podía olvidarse de ella.

Irati sabe que desde que le conocí en 2012, a pesar de haber desarrollado su carrera profesional en el ámbito del Derecho público y privado a nivel nacional e internacional (Bélgica, Alemania y Emiratos Árabes Unidos), no hemos dejado de estar conectadas, por una u otra razón. No es el derecho lo que nos ha unido sino su espíritu emprendedor, y eso mismo es lo que ahora me trae a hablar de ella y de una iniciativa por la que hace una semana más o menos, me pidió “un like”. Ella es así.

La cuestión es que, en 2012, Irati compartió conmigo Irati hace 10 años (2012) esta foto y que creo que le describe perfectamente, incluso 10 años después, cuando de nuevo comparte conmigo otra foto, esta vez distinta. Es una foto que también le representa, pero esta vez en lugar de una sonriente Irati, se trata de una de sus obras. Irati es una artista, además, de emprendedora y profesional de su otro ámbito, el derecho. Menos mal que hiciste caso a tu gran amigo cuando te convenció que debías “enseñar lo que nunca enseño”, porque merece la pena y mucho. Gracias, Irati.

La cuestión es que hace una semana más o menos, Irati compartió conmigo una iniciativa solidaria «Artistas por Ucrania» en la que participa ella junto a 31 artistas más, que han donado sus obras para recaudar fondos para familias de Ucrania con hijos/as enfermos/as que han tenido que dejar sus hogares en Ucrania. El dinero recaudado con la venta de las obras irá íntegramente a dichas familias.

El domingo, 10 de abril, llevaban recaudado el 18% de su objetivo, ¿les ayudamos a que logren el 100%? Soy consciente de que nuestra solidaridad está muy repartida, pero si aún no sabías cómo ayudar a todas estas personas que, además de quedarse sin hogar necesitan atención médica, esta es una buena oportunidad, ya sea comprando algunas de las obras que esta iniciativa pone a nuestra disposición (yo os animo a que compréis la de Irati) o ayudando con lo que puedas.

Revisando “documentos” me encuentro la reflexión de Irati de hace más de 10 años que hoy cobra tanto valor como entonces:

“El mundo está cambiando… y es necesario adaptarse a las nuevas exigencias que la sociedad impone… Ekin-it me ha ayudado a ser consciente de este cambio…. a superar el miedo… y a darme cuenta de que con una actitud adecuada podré conseguir todo aquello que me proponga. El mundo necesita ideas y personas entusiastas con ganas de llevarlas a cabo”.

Tú, Irati, lo has logrado. Gracias por seguir ahí. Yo seguiré al otro lado, para lo poco o mucho que pueda hacer por ti, por el emprendimiento y por iniciativas solidarias como «Artistas por Ucrania«.

Disfrutad de la Semana Santa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.