SUERTE O ESFUERZO

Un día, un buen amigo me dijo una frase que se me quedó clavada. De hecho, él insistió en que a mí me venía “al pelo”. La frase es la siguiente:

“Sólo Dios y yo sabemos lo mucho que me cuesta tener la suerte que OTROS dicen que tengo”.

Ciertamente es una frase que me la he tenido que repetir en más de una ocasión mientras cerraba ojos y boca antes de contestar a la persona que tenía delante y que aseguraba que “ya se nota que tienes tiempo para todo y que tienes mucha suerte por poder hacer todo lo que haces”.

Esta semana me ha vuelto a pasar lo mismo con una persona, aunque siendo positiva, tengo que reconocer que los amigos, la familia y las personas que saben cómo soy no suelen osar a decirme esas cosas.

Pues bien, esta semana, esa frase y sobre todo una buena noticia de una amiga, me ha hecho reflexionar sobre las oportunidades, el esfuerzo, el trabajo, la perseverancia, los éxitos y la importancia que tiene el ser proactivo y muy activo en esta vida.

A este respecto, el otro día leí una frase de Tonatihu que decía lo siguiente:

“Las oportunidades no son producto de la casualidad, más bien son resultado del trabajo.”

Aquí va mi primera reflexión. ¿Por qué muchas veces nos empeñamos en afirmar que las oportunidades sólo les llegan a algunas personas (siempre a las mismas, añadirían algunos)?, ¿no será que en lugar de buscarlas esperas a que estas lleguen?, ¿te has planteado alguna vez que quizá algunas personas dan pasos o lo que es lo mismo, son proactivos y buscan la “ansiada” oportunidad? Te animo a que pienses en la P.E. ¿has visto a alguna de ellas esperando sentada a que la oportunidad le llegue? Yo creo que en su caso ocurre todo lo contrario, son personas que se esfuerzan, trabajan duro (muy duro), son perseverantes, buscan la “oportunidad”, se mueven, insisten, les cuesta más a que a otras personas perder la esperanza y, ante todo, se arriesgan, salen de su zona de confort y son conscientes de que lograr un sueño cuesta pero que merece la pena.

Paso a mi segunda reflexión. ¿Qué creéis que pasa cuando la oportunidad “llega”?, ¿creéis que se mantiene sola?, ¿dónde queda el esfuerzo, el trabajo, los días interminables, las horas que pasan “más rápido” de lo que debieran o los días que se confunden con la noche? La oportunidad, ¿nos llega o vamos a por ella?

Decía Paulo Coelho que:

“Estamos tan apegados a nuestra forma de vida que rechazamos las oportunidades simplemente porque no sabemos qué hacer.”

Por eso debemos estar alertas, seguir adelante con la convicción de que lo que estamos haciendo es lograr nuestros sueños y ser conscientes de que el camino no será fácil, pero más difícil será si nos quedamos en nuestra zona de confort y no hacemos nada para conseguirlos. Yo creo que hacer esto último resta valor a los días.

Así llegamos a mi tercera reflexión. Cuando somos perseverantes es porque creemos que lo que estamos haciendo merece la pena y por eso somos capaces de dedicar más horas “a eso” que nos apasiona. Digo esto porque si bien a algunas personas les puede parecer que no nos cuesta hacer “las cosas”, he de confesar que sí que nos cuesta y, normalmente, mucho. Yo creo que eso tiene que ver con el compromiso y la implicación. Es cierto que tenemos que controlarlos, porque se nos puede ir de las manos, pero, ¿qué sentido tiene hacer las cosas por hacerlas, porque hay que hacerlas?, ¿no será mejor pensar siempre en el objetivo y en que lo que haces lo has de hacer por lo que ello supone para ti, para lograr tus sueños y también, por qué no, por ayudar a los demás? Sinceramente, creo que YA pasamos muchas horas trabajando para que disfrutemos cada día de lo que hacemos. Eso lo conseguiremos, según mi opinión, si aplicamos la siguiente fórmula:

sueños+pasión+implicación+compromiso+esfuerzo

Porque, y con esto acabo, es así como llegan los éxitos de cada uno, no de los que tengo al lado (que seguro que también nos alegramos de ellos). Dejadme, para ello, que acabe el post de hoy con otra frase de mi gran amigo José Ballesteros de la Fuente. En una ocasión definió el éxito como la realización progresiva de un sueño.

Esa frase va siempre conmigo, porque me recuerda cuáles son mis sueños y da sentido al día a día, a lo que hago, al porqué lo hago y a lo que consigo con ello.

Y a ti, ¿qué te mueve en la vida?, ¿eres de las que tienen suerte o de las que se esfuerzan?, ¿tienes ese espíritu emprendedor que es necesario para vivir cada día?

Disfrutad de estos días.

4 comentarios en “SUERTE O ESFUERZO

  1. Lo tuyo no es suerte, para nada es suerte, es esfuerzo , es tesón , es pasión , corazón , perseverancia y puedo seguir mi querida Arantxa, puedo seguir sin repetirme. La gente solo ve la parte exterior y es una pena por lo interior siempre gana. Tú sigue haciendo lo que haces y siendo como eres, personalmente me encanta. Un beso grande

    1. Susana, muchas gracias por tus palabras… tú estás entre esas personas “especiales” que me conocen suficiente. Espero poder ver pronto tu trabajo, del que tengo la “suerte” (buscada) de disfrutar. Otro beso grande para ti.

  2. Estoy completamente deacuerdo, cuando hacemos algo que nos gusta, nos apasiona , y tenemos la energia necesaria para superar cualquier obstaculo porque existe una gran implicacion y un gran compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *