Nuria Hache, cuando el arte corre por tus venas

A la protagonista del post de hoy la podéis encontrar por las redes como Nuria Hache, una P.E. de los pies a la cabea con la que tuve el privilegio de compartir un rato de su tiempo hace unos días, ¿os apetece conocerla?

Hacia el mes de agosto de 2018, por casualidad, me llegó un dibujo de nuestra querida Marijaia que me encantó. Por fin alguien dibujaba una bonita Marijaia, al menos para mí, e ilustraba su historia para aquellos que aún la desconocen*. Resulta que esa persona no era otra que Nuria Hernández Pintor, o como muchos la conocemos, Nuria

Hache, porque como ella dice “no es a mí a quien ha de conocer la gente sino a mis trabajos”.

Nuria es observadora, apasionada de su trabajo, de la música y de la literatura, autodidacta, muy responsable, con ambición, muy resolutiva, detallista (como buena ilustradora), humilde, creativa (por supuesto), con mucho talento, a la que no le asustan los retos, a la que le gusta ayudar a los demás y colaborar en proyectos de equipo, y que cree que haciendo se aprende, que no se puede huir de las nuevas tecnologías (por supuesto que ella también las utiliza) y que la evolución es necesaria, de hecho, ella se encuentra en un estado permanente de aprendizaje.

En palabras de ella, se pasa “todo el día maquinando”, lo cual, en ocasiones, es “muy cansado”. Pero ella es así, una P.E. por vocación y por obligación, un “culo inquieto” con una mente muy creativa y unas manos que en ocasiones pintan y dibujan guiadas por un instinto natural.

Nuria ha compaginado su trabajo desde casa con un su trabajo en agencias de publicidad, editoriales, revistas, apps educativas, instituciones y empresas privadas hasta hace aproximadamente 10 años, cuando dio el salto definitivo al mundo del emprendimiento. Fue entonces cuando pensó que tenía que hacer las cosas que ella creía que tenía que hacer y porque además, como ella afirma “siente más seguridad laboral con ella misma que trabajando para otros”.

Eso no quita a que viva la incertidumbre con cierto miedo del día tras día, porque la P.E. sabe que el trabajo y llegar a fin de mes dependen de ella misma. Por eso, en ocasiones le da un poco de vértigo cómo se le planteará el mes de trabajo. A pesar de todo, Nuria está viviendo una época bonita, porque ya han pasado algunas malas.

Si bien en estos momento ronda por su cabeza realizar obras en cerámica y trabajar el linograbado, ahora dedica mucho de su tiempo a ilustrar libros de textos educativos y a realizar trabajos más personalizados. Ha realizado muchos tipos de trabajos: libros de textos, apps infantiles, ilustraciones sobre la guerra civil en Euskadi, comics, láminas sobre Bilbao, dog vivant, latas de cerveza (La Salve, ¿cuál si no?), retratos y un largo etc.

El trabajo de Nuria ha recibido el Premio Peru Abarka de Ilustración y el Premio Cartel de San Faustos, ha sido finalista del Premio Euskadi de Ilustración, ha expuesto en Sharjah illustration Fair y en SELECTED Europe. Y lo que le queda todavía.

Yo ya tengo un Nuria Hache en mi casa, y tú, ¿a qué esperas?

Deseo, Nuria, seguir disfrutando de tu arte y tu talento por muchos años. Ah, y dile a tu ama que efectivamente eres una P.E. sin lugar a dudas, mejor que ella no lo sabe nadie.

Ah, y por si os queda alguna duda, podéis encontrar a Nuria Hache a través de los siguientes links:

www.nuriahache.com

https://www.instagram.com/nuria.hache/

https://www.etsy.com/es/shop/enebadashop?ref=l2-shopheader-name

Y contactar con ella a través de la siguiente dirección:

hola@nuriahache.com

Espero que entréis muy bien en el mes de noviembre y lo disfrutéis a tope.

  • El libro al que me refiero es MARIJAIA. GURE MARIAJAIA, del 2018,de Idoia Barrondo y Nuria Hache, con ISBN: 978-84-7752-634-6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *