María Fernández: una combinación de ilusión y pasión

Nuestra protagonista de hoy vive en Sopuerta, un pequeño pueblo de Bizkaia. Es una mujer  joven, madre de dos hijos, que lleva emprendiendo desde el año 2006. Para mí es, sin duda, una mujer emprendedora pero, como ella dice, “de pico y pala”. Una mujer a quien le ha tocado vivir en primera persona las subidas y bajadas propias de la noria, que es como identificamos muchas personas la aventura de emprender.

¿Os apetece que os la presente?

Conocí a María Fernández hace unos años, en el 2014, cuando participó como mentee en la primera edición del programa para mujeres emprendedoras de METcommunity. Entonces era CEO, siempre lo será, de Buscolook, una web y una aplicación de moda “social” que geolocaliza prendas y tiendas que estén cerca de donde nos encontremos en ese preciso momento. Es una especie de lugar de encuentro entre usuarios y tiendas que en el año 2015 llegó a ser finalista del programa de televisión “El gran salto”. Buscolook fue creada por María y su socia desde el corazón, pues no podía ser de otro modo.

Aquí te dejo un vídeo para que veas a María en directo:

http://www.eitb.eus/es/television/programas/el-gran-salto/videos/detalle/3589136/video-perfil-maria-fernandez–buscolook/

Hoy, la vida le ha llevado a María a co-fundar otro proyecto con un nombre que, por lo menos, no te deja indiferente, al menos, a mí. Se trata de Kasitoko, una plataforma gratuita y de marca blanca que permite gestionar y publicar campañas en Facebook, Twitter e Instagram para redes de influencers.

María ES una  apasionada de la moda y de la publicidad, soñadora incansable, trabajadora, sufridora, valiente, inquieta, constante, perseverante, luchadora admirable, impulsiva, innovadora, siempre alerta, con gran capacidad de sacrificio, comprometida, creativa, con muchas ideas, emocional y emotiva, comunicadora, muy familiar, amiga, solidaria,  generosa, que ha vivido durante muchos años en una incertidumbre constante y que cuenta con muchas personas  que creen en ella y en su forma de hacer las cosas. Ya sabes tú, María, lo importante que es contar con ese apoyo.

Y es que María es emprendedora por naturaleza y por herencia. No en vano, su padre, abuelo y bisabuelo ya lo fueron antes que ella. El emprendimiento corre por sus venas y las ideas le fluyen por todos los poros de su piel. Vamos, que una se va encontrando ideas por todas las esquinas de su casa y allí por donde pisa. ¡Seguir a María es todo un espectáculo por la marca que va dejando tras de sí!

Hace unos días tuve el gusto de volver a escuchar de su propia mano su experiencia al frente de Buscolook.

¿Qué paso con este proyecto que María diseñó y lanzó con tanto cariño, ilusión y esfuerzo?

En palabras de María, cuando comenzó con Buscolook, se arriesgó con un proyecto tecnológico del que ella no sabía gran cosa. María no conocía las reglas del juego (“y eso es crucial”, reconoce María). Ese fue, según ella, su primer error. El segundo fue presentar su apuesta a los pequeños comercios, pues como ha reconocido años después, Buscolook era mucho producto para ellos, al fin y al cabo, lo que le pasó a María es que se adelantó a su tiempo. Buscolook era algo muy avanzado. Otro de sus errores fue que se sumergió en un mundo en el que son muchas las personas que tienen que tomar decisiones y en el que, además, se produjo una importante reducción en el presupuesto dedicado al marketing. Los astros parecía que no estaban de su parte.

Buscolook nació en plena crisis, en un mercado inmaduro; queriendo ser perfectos; y sin suficiente dinero, por lo que realizar los cambios tecnológicos que sus clientes les solicitaban les llevaba mucho tiempo. Ahora lo reconoce: lo mejor es empezar poco a poco (siguiendo el modelo lean start up), chequeando, testeando, haciendo pruebas, invirtiendo y recuperando, no queriendo sacar el producto perfecto y yendo paso a paso. Ah, eso también, aprendiendo antes de dar pasos en falso.

Y pensar que con todo lo que María ha conseguido (entre otros, 4 premios de emprendimiento e innovación), ésta se veía muy pequeñita cuando empezó.

Si te quieres poner en contacto con María, aquí te dejo su mail: Maria@buscolook.com. Sé que estará encantada de hablar con vosotros.

María, no pierdas nunca tu ilusión, tu luz y tu energía. Has logrado mucho y aún te queda mucho por alcanzar. Ah, y como tú dices, no te olvides nunca que:

“Ser una persona emprendedora es ser libre para poder decidir qué vida quieres para ti”.

Disfrutad de esta fría y primera semana de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *