Innovar o emprender, esa es la cuestión.

Hace ya un par de semanas que mi compañera de fatigas, Jessica Paños, y yo llevamos dando vueltas a un tema. No es nuevo, pero nosotras consideramos que necesita ser aclarado. Nos referimos a la diferencia, si es que la hay, entre emprender e innovar en educación.
Yo, por una parte, defiendo que emprender en educación es posible. De hecho, hay más de una experiencia y proyecto que así lo demuestran. Así es que, por mi parte, seguiré defendiendo y propagando a los cuatro vientos los magníficos ejemplos de ello siempre que pueda (aquí os dejo unos ejemplos: Ideo, Vittra School, Sistema Amara Berri, Cover, EmprendeKids, Innovandis y Grado en Liderazgo emprendedor e innovador). Por otra parte, también creo que en educación se innova mucho, aunque se debería innovar aún más, ya sea en el diseño y desarrollo de programas, en su implementación, en la estructuración del espacio y la planificación del tiempo, en la utilización de metodologías más activas en las que el alumno es el protagonista, en la forma que tenemos los educadores en general de impartir nuestras clases y de relacionarnos con el alumnado, etc. Y es que tenemos mucho/a teacherpreneur a nuestro alrededor y muchas P.E.

Ahora bien, lo cierto es que cuando hablamos con otros/as colegas del ámbito educativo sobre emprender, muchos/as (que no todos/as) nos dicen que “eso” de lo que hablamos no es emprender sino innovar. Es entonces cuando yo saco ese lado emprendedor y defiendo a capa y espada que hay educadores muy innovadores/as y hay educadores emprendedores/as. Porque, para mí, lo que cuenta es la P.E., sea ésta profesora o no. Obviamente, el/la teacherpreneur desarrolla su profesión en un área distinta al/a ingeniero/a, arquitecto/a, abogado/a u otros/as profesionales, pero ese gen, esa actitud, ese ADN propio de la P.E., que además se puede cultivar, está también presente en nuestra profesión.

Así que, yo animo a que innovemos en las aulas o fuera de ellas y, a la vez, emprendamos nuestros proyectos, mejor si son innovadores, dentro o fuera de nuestras instituciones educativas, siempre y cuando nuestra bandera sea la de encontrar la mejor manera de contribuir al desarrollo personal, social y comunitario de nuestros clientes (el alumnado, el/la participante en un curso o sesión concreta, el ciudadano o la ciudadana de a pie, etc.).

Ya veis que hoy no os traigo a ninguna P.E. en particular, hoy os quiero hacer reflexionar un poco y os pido que me ayudéis señalándome dónde situaríais vosotros/as los siguientes ejemplos. ¿Hablamos de innovar o de emprender?

  1. La apertura de un colegio en una población sin recursos.
  2. La puesta en práctica de una metodología activa.
  3. El diseño de una nueva metodología para desarrollar la comunicación oral.
  4. El diseño de una nueva aplicación para promover el gusto por la lectura.
  5. El diseño de espacios educativos acordes a los “nuevos” principios del aprendizaje.
  6. El desarrollo de un proyecto orientado a desarrollar el espíritu emprendedor entre el alumnado.
  7. La flipped classroom o clase invertida.
  8. La planificación de los horarios de clases en función de las necesidades de cada alumno/a.
  9. La implantación del Aprendizaje Basado en Proyectos en una institución que nunca lo ha utilizado antes.
  10. La utilización de las TIC.
  11. La gamificación.

Como os decía al comienzo, en estos momentos Jessica y yo estamos inmersas en este debate y estamos llevando a cabo una pequeña investigación sobre lo que significa emprender e innovar en educación. Si os animáis, estaremos encantadas de contar con vuestra opinión. Nosotras os lanzamos la pregunta y vosotros/as decidís qué hacer: ¿Qué es para ti emprender e innovar en educación?, si tienes algún ejemplo en el que se refleje lo que nos cuentas, genial.

Ah, podéis contactar con nosotras a través de nuestros mails: aarruti@deusto.es y jessicapanos@deusto.es

Seguid disfrutando de la semana.

2 comentarios en “Innovar o emprender, esa es la cuestión.

  1. SE PUEDE INNOVAR SIN EMPRENDER?? SE PUEDE EMPRENDER SIN INNOVAR??
    Me encantan vuestras “fatigas”, partners. Me gusta leer un texto y que me haga cuestionarme, encontrar nuevas o antiguas preguntas con las que en algun momento tuvimos el disfrute de reflexionar. Compartirlo es siempre enriquecedor.
    PD: Os mando ANIMOS con teclado americano. Un abrazo desde Minneapolis 😉

    1. Muchas gracias, Angela.. ya ves qué cosas se nos ocurren. Por supuesto, que para mí, en educación, mejor que todo emprendimiento sea innovador, para poder avanzar y desarrollar adecuadamente y de manera significativa todas las competencias que nos corresponden. Un abrazo desde Bilbao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *