El faro del cantábrico. De tal palo, tal astilla o ¿de tal astilla, tal palo?

Emprendedor social donde los haya, ese es Juan Barbed Jr. Y yo tengo el honor de conocerle, de haber compartido cambios Juan sonrienteimportantes en su vida y de saber que siempre “está ahí”, cumpliendo su sueño mientras ayuda a muchas personas que lo necesitan a cumplir los suyos mejorando su calidad de vida. Decidme si eso es ser o no un emprendedor SOCIAL. Porque cuando lo llevas en la sangre, en algún momento ha de salir. Y eso es lo que le pasó a Juan hace unos años.

Cuando hacia el 2009 le conocí como participante de Ingenio, entonces Juan aún soñaba con vestir de traje y llevar un maletín mientras recorría el mundo.. y que eso lo iba a conseguir, a mi, no me cabía ninguna duda.. pero tras pasar por Ingenio, comenzar a trabajar para lo que (supuestamente) se había preparado y descubrir Imagine (por supuesto, vestido de traje, corbata y con su maletín en la mano), su SUEÑO cambió “UN POCO”. En su camino se cruzó Kiva, una organización sin ánimo de lucro que pone a nuestro alcance una plataforma on-line para que, en menos de 10 minutos, podamos prestar dinero a emprendedores de países en vías de desarrollo, a aquellas personas que difícilmente pueden acceder a los canales bancarios tradicionales.

Fue conocer Kiva y dar el salto, ese “empujoncito” (como él dice) que en ocasiones nos tienen que dar. En el caso de Juan, el empujón fue tal que en pocos meses se encontraba camino de un futuro un tanto incierto, en el que lo único claro era su labor:  ayudar al que lo necesita a lograr un microcrédito y así poder poner en marcha un proyecto o dar continuidad al mismo. Hoy, Juan es responsable del área de Centroamérica y Caribe de Kiva.

Pues bien, eso fue tan sólo el comienzo de una aventura, un viaje que muchos hemos tenido el privilegio de seguir, y de sufrir pero, sobre todo, de admirar y de sentirnos orgullosos.

Y es en un momento de ese viaje cuando hace unas semanas recibí la llamada de Juan (Jon) Barbed Sr. (os tengo que confesar que mi primera pregunta fue si Juan estaba bien…). Pasado el primer “susto” pude comprobar de dónde le viene a Juan su actitud emprendedora, ¿o debería decir al contrario?.  Y es que en este caso, Juan ha calado muy hondo en sus padres (qué orgullosos están de él, con todo lo que han sufrido – no era para menos-). Porque en este caso, fue hace unas semanas cuando volví a conocer a otro emprendedor que, junto con un grupo de amigos (Sergio, Ramón Félix, Patxi, JonZ y Joseba, entre otros), han formado un grupo que viene a llamarse, El Faro del Cantábrico (Ayudamos y encima nos lo devuelven, ese es su lema). Es como una pequeña sede de Kiva. En menos de un año ya han conseguido financiar 200 proyectos (más de 8.000 dolares).

Esta semana, en la que ya entramos en la Navidad y que sobre todo oímos hablar de regalos, yo os ofrezco una idea. ¿Qué os parecería hacer un regalo muy ESPECIAL, tan especial que sepáis que aquella persona a la que se lo vais a hacer nos lo va a devolver? Sería fantástico, ¿no creéis? Y si además os digo que con ese regalo vais a hacer feliz no sólo a una persona sino a muchas, y que vosotros vais a sentiros realmente bien, muy bien. Pues ya sabéis, en 10 minutos podéis hacer realidad ese Pequeño GRAN Sueño. Y si aún os alberga alguna duda, tan sólo tenéis que escribir a: elfarodelcantabrico.teamkiva@gmail.com

ZORIONAK eta URTE BERRI ON!

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!

MERRY CHRISTMAS AND A HAPPY NEW YEAR!

3 comentarios en “El faro del cantábrico. De tal palo, tal astilla o ¿de tal astilla, tal palo?

  1. Gran persona y gran emprendedor, Juan!
    Que sigamos con esa inquietud, espíritu emprendedor, ilusión y ganas de cambiar un poquito este mundo, ese sería el mejor regalo para el 2015 porque al final, la actitud lo es todo!
    Enhorabuena Arantza por el blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *