Conversaciones desde la buhardilla con Susi Torres, networker apasionada

loftLe conocí durante su visita hace unas semanas a Bilbao, cuando formaba parte de la expedición de la asociación Dóna’t un impuls. ¿Os acordáis de ellas? Pues bien, después de despedirnos con un hasta pronto, por fin, el pasado 26 de noviembre pudimos encontrar un hueco en nuestras agendas y conectarnos a través de skype. Porque si bien el tiempo es oro y no ha sido fácil encontrar un pequeño hueco (han sido escasamente 4o minutos los que hemos podido conversar), lo que teníamos muy calro es que proponer día y hora era el siguiente paso a dar después de ese «hasta luego» de hace unas semanas. Y así fue hace unos días. Eso dice mucho de nuestra siguiente protagonista. Una mujer no sólo de deseos sino de hechos. Os invito a conocerla un poco más.

¿Te animas a subir las escaleras hasta la buhardilla de casa de Susi?

 Si ya estáis aquí, quiere decir que habéis dado otro paso para conocer a Susi Torres. Veamos qué dice ella de sí misma. Son tan sólo unos segundos…

Pues ya veis a qué se dedica hoy en día Susi. Además de formar parte de Dóna’t un impuls, Susi se define como «embajadora del ingreso residual«. Pero de esto hace sólo 5 años. ¿Queréis saber cómo/por qué ha llegado a esto? Empecemos por el principio.

IMG_20140422_153503Cuando hace ya unas décadas (nuestra protagonista empezó a trabajar muy jóven) Susi se adentró en el mercado laboral, entonces la industria textil estaba en auge y ella comenzó a trabajar como diseñadora. A ello se dedicó durante unos cuantos años, hasta que en el año 1995 llegó la crisis a Barcelona y la empresa en la que Susi trabajaba, como otras tantas de este mismo sector, cerró. Podríamos decir que este fue el primer cambio que tuvo que superar y afrontar nuestra embajadora particular. Ella sabía que tenía que hacer algo distinto, algo nuevo y o que no podía hacer era lamentarse de la situación. Por aquél entonces tenía unos cuantos amigos trabajando en el mundo inmobiliario, corrían los años 1995-1996. Fue entonces cuando estalló una de las grandes burbujas, la burbuja inmobiliaria. Susi entendió que ella tenía que formar parte de este nicho de negocio y fue por ello que, siendo consciente que tenía lo que tenía que tener y saber para lanzarse a este «nuevo» mundo para ella, Susi «montó» su propia inmobiliaria, «porque si se me daba bien, ¿por qué depender de alguien?» se dijo Susi. Y así fue, dicho y hecho. Fueron muy buenos años, pero desgraciadamente la crisis volvió a aparece en la vida laboral de Susi. La burbuja se hizo demasiado grande y explotó, no sólo en Barcelona sino también en unas cuantas ciudades más de España. El caso es que del año 1995 hemos avanzado hasta el año 2010. En este caso es Susi quien decide cerrar la oficina física que ella gestionaba. El hecho era que según Susi «no veía futuro en el mundo inmobiliario». Y aquí es cuando llega el segundo cambio. Este va a ser, por el momento, el decisivo en la vida, no sólo laboral, sino personal, de Susi.

En este momento, nuestra compañera se sentía un poco perdida, como si estuviera en un túnel. Le empiezan a hablar de emprendimiento, de que había que emprender y ella decide enterarse un poco más «de qué era eso de emprender»(algo, sin duda, que ella ya había experimentado). Decide ponerse en contacto con «Barcelona Activa» y descubre que entre sus cometidos está el de «acompañar a las personas emprendedoras desde la idea de negocio hasta la puesta en marcha de la empresa, y promover la iniciativa emprendedora para posicionar a Barcelona como referente de ciudad emprendedora».

Susi empieza a descubrir un mundo nuevo, vislumbra nuevas formas de pensar, se abre a nuevas posibilidades, se lanza a buscar nuevas ideas y nichos de mercado. Y es en este camino cuando llega a sus manos el proyecto del que es una apasionada, el negocio en red. Porque a lo que a Susi le gusta y le tiene hipnotizada no es otra cosa que el ingreso residual, un ingreso que se convierte en ingreso exponencial y en «libertad de angustia por el dinero», en palabras de Susi. Si no conocéis que es eso del ingreso residual, os dejo el siguiente vídeo, espero que os lo deje un poco más claro.

Lo que ocurre es que el siglo XXI nos ha tenido que recordar que las personas somos creativas y que estamos «hechas», «preparadas» para una economía colaborativa, donde todos ganamos… Tentador, ¿no es así? Por algo está de moda, pero no sólo eso, no es sólo una moda, es una forma de vida, una filosofía en la que todas las personas somos iguales.

Hoy en día hay cuatro tipo de profesiones que generan ingreso residual: los cantantes, los escritores, los inventores y los networkers o trabajadores en red.  Susi forma parte de este cuarto grupo de personas y profesionales. Y está feliz, irradia felicidad y alegría. Y lo que es mejor, considera que como networker puede ayudar a otras personas a vivir mejor, y hacer de este mundo un mundo más equitativo, en el que el trabajo no se convierta en un sufrimiento diario.

Susi torresHoy Susi es una persona distinta, con la que da gusto hablar, compartir experiencias y reflexiones sobre distintos temas, una persona comprometida, que ha sabido superar momentos difíciles y para quien «International Networkers team» y 4Life se han convertido en sus aliados y equipo perfecto. Su vida ha cambiado para bien. ¿Será este el cambio definitivo?

Gracias, Susi, por dedicarme tu tiempo y dar un color distinto a un día que empezaba gris.

Espero que este esfuerzo, también te valga la pena. Por el momento no me cabe ni la menor duda.

Un abrazo enorme desde Bilbao.

A vosotros y vosotras, seguid disfrutando de la semana y sed muy muy felices.

2 comentarios en “Conversaciones desde la buhardilla con Susi Torres, networker apasionada

  1. Buenos días Arantxa
    Ni te imaginas la ilusión que me a hecho post tan precioso que has colgado sobre mi, GRACIAS GRACIAS GRACIAS

    Eres una mujer increíble , no se te escapo ni un detalle, que bueno que me veas así es maravilloso, no tengo palabras para expresarte mi gratitud y que tomaras de tu tiempo para regalarme este precioso escrito.
    Un abrazo querida amiga y seguimos en contacto
    Susi Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.